en Google en podologiaalicante.com

LOS PODÓLOGOS RECUERDAN LA NECESIDAD DE PREVENIR INFECCIONES EN LAS PISCINAS
lunes, junio 30, 2008, 02:58 AM


Es necesario extremar la higiene al caminar por estos espacios públicos.

La llegada de la época estival implica también la apertura de las piscinas que se convierten en lugares de reunión de un gran número de personas. Esto conlleva que se haga necesario extremar las medidas de higiene y seguir ciertos consejos como no caminar descalzo por las zonas comunes de las piscinas, para evitar el riesgo de infecciones en los pies. Y es que, como advierten desde el Colegio Oficial de Podólogos de Castilla-La Mancha, el riesgo de contagio suele ser elevado, ya que los suelos de las piscinas pueden estar infectados con esporas de hongos o papilomavirus que pueden acarrear problemas para quienes se vean afectados por ello.

Así, advierten que, en verano, aumenta el riesgo de contagio del llamado "pie de atleta" por el uso de piscinas y duchas públicas, tratándose de una infección muy contagiosa que suele padecer más del 5 por ciento de la población.

El llamado "pie de atleta" es una de las infecciones de la piel más frecuentes, y se estima que el 25% de la población la padecerá en algún momento de su vida. Además de ser más frecuente en hombres que en mujeres, también es más común en deportistas.

Se trata de una enfermedad presente generalmente en individuos sanos, pero en situaciones de baja de defensas, pacientes con ciertas enfermedades de la piel o los ambientes muy calurosos predisponen a su aparición. En verano, los síntomas se agravan y las probabilidades de contagio aumentan, ya que las piscinas son uno de los lugares donde más se contagia la infección

Es una infección muy contagiosa, pero existen una serie de medidas que se pueden adoptar para intentar evitar la infección, entre las cuales están las de secar bien los pies después de lavarlos, cambiarse los calcetines y el calzado diariamente, llevar zapatos transpirables de piel o materias naturales siempre que sea posible, evitar las rozaduras causadas por zapatos que no se ajusten adecuadamente o utilizar zapatillas en gimnasios, piscinas, vestuarios, duchas públicas y hoteles.

Especificar, además, que el pie de atleta es una infección que afecta la piel de los pies y cuyos síntomas más frecuentes son enrojecimiento, picor, sensaciones de quemazón, grietas o escamación de la piel entre los dedos de los pies o la aparición de pequeñas escamas en la planta de los pies.

Desde el Colegio de Podólogos recuerdan que nuestra piel nos protege de estos riesgos de infecciones de forma natural pero inciden en que, no obstante, se hace necesario seguir algunos de los citados consejos, todos ellos muy fáciles de llevar a cabo.



Otras recomendaciones a tener en cuenta son la de no intercambiar calzado ni calcetines con otras personas y utilizar toalla propia. Inciden también en la importancia secarse cuidadosamente entre los dedos de los pies. Respecto a este último consejo, desde el Colegio que preside Francisco Manuel López Barcenilla, recuerdan que la zona del pie más sensible a sufrir problemas relacionados con las infecciones es precisamente entre los dedos.

Aunque pueda parecer más obvio, desde el Colegio de Podólogos de la región también inciden en la necesidad de lavar los pies diariamente, preferiblemente con agua templada y sin mantenerlos mucho tiempo en el agua, secándolos de manera minuciosa.

Utilizar crema hidratante todos los días para mejorar el estado de la piel, es otro óptimo tratamiento para prevenir ciertas callosidades, grietas en el talón y descamaciones, que también suelen afectar más a nuestros pies en esta época estival en la que nos encontramos.

Recuerdan que todos los núcleos de población están expuestos a sufrir algún tipo de infección en los pies y, por ello, desde el Colegio de Podólogos de nuestra región señalan la importancia de seguir sencillos consejos que ayudan a mantener sanos nuestros pies y mejorar, con ello, nuestra calidad de vida.

Además, destacan la importancia de acudir al podólogo si se detecta algún síntoma de infección para tratar de abordarlo cuanto antes, con el objetivo de reducir sus riesgos.

Comentarios