en Google en podologiaalicante.com

PAZ EN GAZA.....YA¡
domingo, enero 4, 2009, 12:22 PM

añadir comentario añadir comentario ( 3 visualizaciones )   |  enlace permanente   |   ( 2.9 / 182 )

PAZ EN GAZA...YA¡
sábado, enero 3, 2009, 01:26 PM

7 comentarios 7 comentarios ( 276 visualizaciones )   |  enlace permanente   |   ( 3 / 281 )

Symptomatic Coalition Between the First and Second Metatarsals in a Child
sábado, enero 3, 2009, 12:22 PM
By Erik J. Novak, MD, PhD; Mark Elzik, MD; Mohammad Diab, MD
ORTHOPEDICS 2008; 31:1241

Coalitions of the foot are relatively uncommon abnormalities, occurring in approximately 1% of the population. Because the majority are asymptomatic, the actual prevalence is likely higher.1-3 Talocalcaneal and calcaneonavicular are the most common types of coalitions. Coalitions in the forefoot are rare, with only a small number of cases reported in the literature.4-6 This article presents the case of a unilateral symptomatic coalition between the first and second metatarsals in a 12-year-old girl who underwent successful surgical excision.
Case Report

A 12-year-old girl presented with several months’ history of intermittent right medial-sided dorsal forefoot pain. The pain produced an occasional limp and was exacerbated by physical activity. The patient reported difficulty with shoe wear, which produced mild roughness and redness of overlying dorsal skin. Mild roughness of the skin was noted over the plantar aspect of the first metatarsal head. There was no history of trauma and no associated symptoms, and medical and developmental history was unremarkable.

Figure 1: AP (A), oblique (B), and lateral (C) radiographs of the right foot demonstrating a coalition between the first and second metatarsals Figure 1: AP (A), oblique (B), and lateral (C) radiographs of the right foot demonstrating a coalition between the first and second metatarsals Figure 1: AP (A), oblique (B), and lateral (C) radiographs of the right foot demonstrating a coalition between the first and second metatarsals
Figure 1: AP (A), oblique (B), and lateral (C) radiographs of the right foot demonstrating a coalition between the first and second metatarsals.

On examination of the right foot, the patient had a firm, nontender dorsal medial forefoot mass centered between the first and second metatarsals. While the first metatarsal head was level with the second metatarsal head in the sagittal plane, the metatarsals were rigidly fixed to one another. First metatarsal medial cuneiform motion was reduced compared with the unaffected left foot. Subtalar, ankle, and metatarsophalangeal joint motions were normal. The left foot was normal. Neural examination and gait were normal. Radiographs showed a sizable exostosis appearing to bridge the first and second metatarsals (Figure 1). Magnetic resonance imaging (MRI) demonstrated a synostosis and synchondrosis between the first and second metatarsals (Figure 2).

Indications for excision were foot pain and difficulty with shoe wear. A linear incision was made over the dorsum of the foot between the first and second metatarsals overlying the mass. The extensor hallucis longus and extensor digitorum brevis were retracted medialward. The synchondrosis was exposed extraperiosteally, demonstrating attachments at the distal first metatarsal and proximal second metatarsal (Figure 3). An osteotome was used to divide the bridging bone. The bone edges were smoothed using a rongeur and raspatorium. Intraoperative fluoroscopy demonstrated restoration of the normal first and second metatarsal interspace. An immediate improvement was noted in the motion between the first and second metatarsals, as well as first metatarsal-medial cuneiform motion.


Figure 2: Coronal T1-weighted MRI of the right foot demonstrating a bony (arrow head) and cartilaginous (arrow) coalition between the first and second metatarsals. (Abbreviations: Me, medial cuneiform; Mi, middle cuneiform; 1, first metatarsal; 2, second metatarsal.) Figure 3: Intraoperative exposure of the synostosis extending from the distal first metatarsal to the proximal second metatarsal. Figure 4: Postoperative AP fluoroscopic view of the foot demonstrating resection of the synostosis.

The patient bore weight as tolerated, with crutches as needed, in a below-knee cast for 6 weeks postoperatively. At 6-week follow-up, the incisions had healed well and the foot was pain free with weight bearing. The patient had maintained motion between the first and second metatarsals on examination.
Discussion
Leer más...
añadir comentario añadir comentario ( 1 visualización )   |  enlace permanente   |   ( 3 / 217 )

Jorge Jiménez estará de baja hasta febrero al tener rotos los ligamentos del tobillo
viernes, enero 2, 2009, 06:11 AM

El 2008 no ha podido acabar peor para el Gandia Bàsquet. La plaga de lesiones, de mala suerte y de inconvenientes tiene en la lesión de Jiménez el colmo de todos los males. El flamante refuerzo de invierno, procedente del Illescas, se lesionó en el último entrenamiento antes del partido frente al Alicante y ayer el club confirmó la gravedad de su lesión.

Según el parte médico, el jugador sufre "rotura de los ligamentos del tobillo, peroneo astragalino anterior y peroneo calcáneo posterior". Un destrozo que el jugador ya sospechaba cuando se lesionó: "vi las estrellas y se he hinchó enseguida. Espero recuperarme bien pronto y que se cumplan los plazos, aunque en estos casos lo importante es recuperarse bien. Al menos no tengo que pasar por el quirófano, que ya es importante para que la recuperación sea más rápida", comentó el jugador.

ESGUINCES DE TOBILLO:

El tobillo se lesiona con frecuencia en actividades diarias laborales, deportivas y recreativas. El tobillo, una articulación de tipo bisagra, recibe cargas enormes, especialmente en la carrera o en deportes con giro sobre la extremidad.

Los esguinces del tobillo resultan del desplazamiento hacia dentro o hacia fuera del pie, distendiendo o rompiendo los ligamentos de la cara interna o externa del tobillo. El dolor de un esguince de tobillo es intenso y con frecuencia impide que el individuo pueda trabajar o practicar su deporte durante un periodo variable de tiempo. Sin embargo, con un tratamiento adecuado, los esguinces de tobillo en la mayoría de los casos curan rápidamente y no se convierten en un problema crónico.
ligamentos tobillo


TIPOS DE ESGUINCES DE TOBILLO

* Esguinces de primer grado: Son el resultado de la distensión de los ligamentos que unen los huesos del tobillo. La hinchazón es mínima y el paciente puede comenzar la actividad deportiva en dos o tres semanas.
* Esguinces de segundo grado: Los ligamentos se rompen parcialmente, con hinchazón inmediata. Generalmente precisan de un periodo de reposo de tres a seis semanas antes de volver a la actividad normal.
* Esguinces de tercer grado: Son los más graves y suponen la rotura completa de uno o más ligamentos pero rara vez precisan cirugía. Se precisan ocho semanas o más para que los ligamentos cicatricen.

Un esguince es una lesión de un ligamento. Los ligamentos son bandas de tejido que ... Leer más...
añadir comentario añadir comentario ( 26 visualizaciones )   |  enlace permanente   |   ( 3 / 251 )

DISFUNCION DEL TIBIAL POSTERIOR
jueves, enero 1, 2009, 03:30 AM

El Tibial posterior estabiliza el retropie contra la eversión (valgo). Es susceptible de peritendinitis y roturas, debidas a: sobreuso, secundario a anormalidades biomecánicas, traumatismo. Frecuentemente es debida a una anormalidad intrínseca del propio tendón.

Si la tendinitis se deja evolucionar hacia la cronicidad provoca en el tendón: degeneración, elongación, roturas intersticiales, debilidad y eventual rotura; esto puede provocar aumento del valgo del calcáneo flexión plantar del astrágalo y subluxación astrágalo-escafoidea, que a la larga evolución a a abducción y pronación del retropié

Anatomía del tibial posterior:
Está situado en la capa posterior profunda de la región posterior de la pierna..
Se inserta proximalmente en la línea oblicua y cara posterior de la tibia, cara interna del perone y ligamento interoseos. En la parte distal, mediante un tendón largo, en el tubérculo del escafoides.
Esta inervado por el nervio tibial posterior.
Acción: extensión, aducción y rotación del pie.

Factores etiológicos de la disfunción del tibial posterior :

Traumatismo Directo :
Laceración Iatrogenica
Inyección de esteroides
Estructural / Anatómica:
Os navicularis
Pie plano rígido
Pie plano flexible
Proliferación de osteofitos en el canal maleolar
Zona de tendón “hipovascular”
Surco maleolar poco profundo
Equino .
Procesos inflamatorios que causan tenosinovitis:
Artritis Reumatoides
Otras artritis seronegativas
Traumatismos indirectos:
Fractura de tobillo
Esguinces por eversión del tobillo
Avulsión aguda del escafoides
Luxación de tobillo
Otras:
Lesiones tumorales Primarias/ metastáticas
Sinovitis vellonodular pigmentada

Hay un área de hipovascularización que en la parte postrerodistal del maleolo medial. Este es aparentemente el sitio de mayor degeneración y ruptura. En esta localización el tendón discurre alrededor del maléolo medial y se mantiene en esta posición por el retináculo flexor. Consecuentemente hay una tarea de incremento de las fuerzas de compresión que favorecen la hipovascularidad. La pronación excesiva contribuye a estas fuerzas de compresión contra la superficie distal del maléolo medial. En resumen los incrementos de tensión alteran la vascularización del tendón y directamente influye en la resistencia del mismo.
Otras posibles causas:
Trauma específico.
Aumento de la carga del pie. Aumento de la actividad muscular. Obesidad sobre peso, sobre uso.
Artritis inflamatorias.
Enfermedades vasculares, enfermedades del colágeno, artritis reumatoide.
Causas traumáticas: fracturas maleolares que pueden provocar sección del tendón.
Clasificación de la disfunción del tibial posterior y presentación clínica.

Estadio 1: en este estadio hay pocos síntomas o ninguno. Generalmente hay subyacente un defecto biomecánico y que puede provocar síntomas mínimos.

Estadio 2: este es el estadio sintomático inicial. En este estadio hay una tendinitis del tibial posterior. Hay una discreta cojera.

Estadio 3: durante este estadio hay disfunción importante del tendón. Puede haber desgarro, debilitamiento o rotura parcial. Los pacientes, generalmente presentan el medio pie en pronación y el retropié ente abducción.

Estadio 4: este es el estadio final de la evolución de la lesión. Hay una progresión rápida de los síntomas mencionados anteriormente la movilidad está muy limitada.

También se puede clasificar en agudas su aguda y crónica.:
Aguda: de cero a dos semanas; la lesión puede estar sin diagnosticar. Típicamente hay edema y dolorimiento sobre la parte medial del tobillo. También hay dolor y debilidad muscular.

Subaguda: de dos semanas a seis meses; típicamente hay dolor y edema a lo largo del arco medial y en el curso del tibial posterior. Puede haber síntomas del síndrome del túnel tarsiano. Generalmente no hay dolor con la movilización de las articulaciones subastragalina y mediotarsiana. Hay anormalidades en la marcha: abducción del retropié, pérdida de la supinación, falta de propulsión.

Crónica: más de seis meses. Unilateral, pie plano rígido. En estadios avanzados puede trasladarse los problemas a la región lateral del seno del tarso como consecuencia de la progresión del calcáneo valgo que choca con el peroné provocando una periostitis, tendinitis peroneal o tendinitis subastragalina.
Este sistema de clasificación, cuando se usa en conjunción con el estadio patológico permite diferenciar clínicamente los estadios y proponer el mejor tratamiento.

Además hay cuatro tipos de patología que abarcan la tendinitis del tibial posterior. Estas incluyen:
• Avulsión del tendón de su inserción en la tuberosidad del escafoides,
• Rotura intra-sustancia del tendón.... Leer más...
añadir comentario añadir comentario ( 176 visualizaciones )   |  enlace permanente   |   ( 3 / 263 )


<< <Anterior | 54 | 55 | 56 | 57 | 58 | 59 | 60 | 61 | 62 | 63 | Siguiente> >>


home

shoe sale, 2014 christian louboutin cheap louboutin, red bottom shoes sparkly high heels,prom shoes cheap christian louboutin,prom shoes high heels 2014